Novena a San Cipriano


Si quieres que tu vida esté protegida y colmada de bendiciones, sólo recita efusivamente una milagrosa Novena a San Cipriano. El Santo de los Brujos estará presente en cada minuto de tu vida, atento a tus necesidades y peticiones.

novena a san cipriano

Dia 1 – Primer día

Oh, Loado San Cipriano, tan sufriente y mártir, de las injusticias de este mundo!… Entrego a ti mi súplica para pedirte me ayudes, comenzando esta Novena… Mi petición desesperada. (Hazle ahora tu pedido al Santo, contándole tus dificultades).

No permitas, Venerado Santo, que la avaricia y el desamor de los humanos, se eleven más allá del altruismo, generosidad y las fuerzas positivas del Amor. Tú eres tan Grande y Noble, que nadie será más poderoso que tú, con la intervención de Dios!

Interpone tu vara silenciosa, Omnipotente, sobre sus acciones maliciosas… Tú eres muy Valioso, amado San Cipriano! Necesito de tu mano Misericordiosa, alentando mis escasas fuerzas… Tu Gracia Inmaculada conoce de martirios e impiedades, en tu carne propia! Oh, Brujo de tus fieles! Bienaventurado Santo!

Así será

Día 2 – Segundo día


Oh, predestinado a ser canonizado y Justo … y hoy, eres Beato Milagroso… y poderoso con tus armas hechiceras! Te ruego por la Paz del mundo y por mis problemas! Protégeme de cargas negativas, de brujerías negras y de malas artes! Nadie como tú podrá cuidarme…

Altísimo Señor, que lo viviste todo… y lo padeciste! Adoro tu Sagrada Imagen, San Cipriano… Hechicero y Santo de los Brujos! Tus creyentes te reclaman y te rezan, escudándose en tu seno espiritual! Dame a mí el refugio que vine a buscar en este rezo, y conviérteme en tu esclavo… yo te seré leal!

Amén

Día 3 – Tercer Día

Te imploro, Santo Amado por una legión de fervientes devotos… Te ruego no desoigas este rezo que te hago, con los ojos llorosos y los brazos en Cruz! Tú eres el hechizo de todos tus fieles que a ti te responden… con clamor y virtud!

No nos desampares… cuídanos del mal… del miserable cuervo que arrasa en las almas y en los corazones busca incorporarse, con trampas y envidias… con rabia y maldad!… Oh, mi San Cipriano!… Cubre mis palabras con tu Santidad! Oye mi plegaria, sálvame del mal!

Será palabra!

Día 4 – Cuarto Día

Sin quejas ni lamentos al sacrificio fuiste… La vida te han quitado, sin ser dueños de nada… Con monstruosas armas y poderes indecentes, te quitaron la vida!… Oh, Señor… cómo me duele… saber que has padecido la injusticia de un par que se tomó el derecho… de generar tu muerte!

Así será

Día 5 – Quinto Día

Desata maleficios y trabajos perniciosos, que sólo Lucifer, o el mismo Luzbel ha oficiado contra el hombre, que inocente va… Átale las manos, conviértelo en gusano, para que se arrastre por siempre y jamás! Tú, mi Noble Santo… yo sé que podrás!

Que Dios intervenga en todos tus actos y te apoye en tu lucha de Hechicero y Santo… Nunca te apartaste de tu Santidad! Nunca le fallaste a tu religión! Por eso hoy eres Santo, Noble y Virtuoso! Pues tu cometido, amado Beato, fue apostar al bueno… y al mal derrotar!

Así Sea

Día 6 – Sexto Día


Te pido, Señor… Loado Cipriano… Santo de mi Alma! Déjame abrazarte con mi alma entera… Dame tu sostén para mis negocios, mis asignaciones de ellos dependen… Evita que me dañen malsanas miradas y sucios pensamientos, oh, Santo Abnegado…

Líbrame del mal, de esos que dicen quererte de frente, y clavan su espada… sólo por detrás! Concédeme el manto de tu protección!… Sagrado es tu nombre en esta misión, que tienes Arriba… entre mil estrellas… y al lado de Dios!

Así Será

Día 7 – Séptimo Día

Con tus sortilegios y tus artes buenas, Virtuoso, Cipriano… podrás contra todos los males… contra la magia negra y daños malditos, también tú podrás! Sálvanos de tantos maleficios que no tienen límites, para esos seres que desatan guerras y azotan familias, sin tener piedad!…

Atacando niños, ancianos enfermos… sin contemplaciones, desatan el mal! Tú, Santo Cipriano, Brujo de los Santos, nada te intimide y que tus poderes rescaten al hombre, animales y hogares… Negocios, miserables, gente pordiosera, porque han dañado su paz interior! Oh! pon tu Clemencia, sálvalos, Señor!

Amén

Día 8 – Octavo Día

Apiádate, Maestro! Genera el Milagro que te pido, en esta Novena y que te reitero (vuelve a mencionar tu pedido), Nadie más que tú, podrá devolverme la paz a mi alma y la dicha infinita, sólo tú estás apto para bendecirme con tantos poderes de Padre Hechicero… de Santo Especial!

Amén

Día 9 – Noveno Día

Espíritu Santo!… Ángeles eternos!… Dios Omnipotente que estás en los Cielos!… escuchen mi ruego! Denle el apoyo y su Contemplación, al Santo más Santo, jugado y Bendito… Tus fieles te aclaman, oh, Santo divino, Cipriano querido, escucha mi ruego! Mi voz se entrecorta por tanta emoción!… Nada es imposible, Bendito Cipriano, cuando en esa Aureola… vibra un Corazón!

Hágase tu Voluntad!


Deja un comentario